La muerte digital

February 23, 2021

Alguna vez pensaste en qué pasa con toda tu data digital cuando ya no estás? Las contraseñas que solamente vos sabés, las dejás escritas en tu testamento? si te pasa algo de golpe? cuentas de banco, crypto, mails, documentación, etc.

Perdí a mi padre en medio de la pandemia el 06-05-2020. Sufrió una disección en la aorta. Yo considero que es la materialización física de una implosión. En lugar de explotar hacia afuera (con ataques de ira, por ejemplo), lo hizo hacia adentro, causando un evento fulminante y devastador del cual los médicos no pudieron salvarlo.

Como cualquier persona pasando la mitad de su vida, que no espera morirse en un par de horas de un día para otro, no dejó nada escrito, ningún tipo de instrucciones… y claro, para qué? uno no se muere de golpe. Bueno, sí.

“Tranquila, no me voy a morir”

le dijo a Marcela desde la camilla yendo a terapia intensiva. Sus últimas palabras a su amada.

Sabía alguna contraseña, y otras las decifré gracias al password manager del Google Chrome. Con eso pude acceder a mails, una de las cuentas de banco, y algún que otro servicio.

La casilla de mails está llena hace rato, de manera que no permite recibir más. No sé si algunos quedarán en cola o directamente le rebotan al remitente. La máquina sigue girando, no está tan a mano el “modo difunto” en la vida online. Las notificaciones de Facebook siguen llegando, los newsletters te siguen vendiendo ofertas ridículas, los proveedores siguen enviando sus listas de precios.

Y el whatsapp? el teléfono inmediatamente se llenó. Ahora permanece apagado, y cada vez que lo prendo veo el enorme número de llamadas, sms, whatsapp, facebook, y demás notificaciones, a tal punto que se cuelga y el almacenamiento colapsa, obligándome a borrar cosas para poder utilizarlo quizás para un pequeño trámite.

TO-DO: INVESTIGAR MODO MUERTE EN FACEBOOK Y O GOOGLE. DECLARE DEAD.

Quise registrar una cuenta en Mega.nz para tener 50gb de backup sólo para mi viejo, pero no puedo recibir mails en su cuenta, así que usé un mail mio (no quería mezclar cuentas y usar su mail para sus cuentas… cuentas póstumas).

La realidad es que además de toda esta burocracia digital pesada, tampoco es sencillo dedicarme a ver y revolver material de mi viejo sabiendo que él ya no está. Esto es muy personal, pero siendo reciente que mi viejo ya no está en este plano de la existencia, aún me cuesta mucho encontrarme con todo esto. Tener que prender cada tanto su celular y explicarle a quienes aún no se enteraron que él falleció, revolver fotos y videos para encontrar qué cosas puedo eliminar entre memes y cadenas de WhatsApp de gente grande, evitando eliminar material donde está papá.

En fin, es difícil llevar a cabo la burocracia digital póstuma, pero alguien se tiene que encargar… o no, total…?


© 2021. Desde Buenos Aires al world con y